La corporalidad desde una perspectiva semita

Cuaderno de Antropología y Sociología

Sin título

   [1] Los semitas[1] nunca concibieron una antropo-logía dualista con un alma y un cuerpo, más bien consideraban al ser humano como una carne viviente y unificada bajo un mismo nombre. En el caso concreto de los hebreos, la carne (en hebreo básar) es la manifestación material de la néfesh[2]expresando al ser viviente que aún al morir permanece[3]. De esta manera, en los hebreos no existe una concepción del cuerpo como prisión del alma planteado bajo una perspectiva órfica sino que concibe al ser humano como siendo un cuerpo o mejor dicho, siendo una carne. Se podría objetar que la noción de ruaj (espíritu) lleva a la cosmovisión hebrea a una perspectiva dualista. Más bien el ruaj señala una manifestación divina que puede situarse en una básar específica, teniendo un contacto directo con Yahvé. Así, la carnalidad indivisible entra en contacto con la…

Ver la entrada original 665 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s