La calidad de vida

El alivio es un sentimiento que proviene de las cosas externas, como los bultos, y luego se derivó a las cargas internas como las enfermedades y a los fardos espirituales como las preocupaciones, y tiene la peculiaridad de ser un sentimiento paradójico, ya que no consiste en sentir “algo” ni tampoco “nada”,sino más bien “no algo”, o sea, que se siente porque no está pero tampoco falta,

amalgama

Imagen

I. La carga y el alivio

La sensación de alivio consiste no en comer queso sino en salir de la ratonera y el método para lograrlo es como sigue: tómese un bulto de Cemento Pórtland de 25 kilogramos y tráigaselo cargando desde la tlapalería hasta la casa; cuando lo deje en el suelo sobrevendrá el milagro: uno suspirará, se volverá ágil y sentirá como que le crecen alas, le saldrá una sonrisa de la que no tenía noticia y se enterará de que para lo que mejor sirve un bulto es para dejarlo en el suelo. Si no hay tlapalería disponible, tómese un error, una culpa, un arrepentimiento, que como bultos son bastante pesados y, cuando pueda librarse de ellos, la sonrisa ahí estará. Esto es un alivio, palabra que quiere decir justamente quitarse un peso de encima y hacerse liviano, alivianado. Si carga uno un dolor, cuando se le cure, dirá que se alivió; las mujeres embarazadas “se…

Ver la entrada original 2.381 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s